Conoce Cabra

Planifica tu viaje

Facebook

Twitter


Youtube

Cargando...

web

turismodecabra.blogspot.com

Gastronomía de Cabra

gastronomia

Son muchos los factores que han influido durante siglos en nuestra cocina y han llevado a la creación de un variadísimo número de platos, espléndidos tanto por su calidad alimenticia como por su excelente sabor.

La prolongada permanencia musulmana en nuestra tierra. Una gran parte de nuestras costumbres alimenticias tienen sus raíces musulmanas. Así es la presencia en nuestra dieta de la almendra, el alfajor, el ajo blanco, la alcachofa, el hojaldre, la berenjena, el empleo en ensaladas de la naranja, el aderezo con ajonjolí y miel, las gachas, las albóndigas, los pestiños y sobre todo el majado, indispensable en gran cantidad de platos como el gazpacho o el salmorejo y en todas las salsas de carnes y pescados.

El entorno geográfico con una sierra que nos ofrece una gran cantidad de plantas con las que aromatizar nuestros platos.

Una economía rural tradicional de subsistencia que lleva a la familia a aprovechar al máximo los recursos de que dispone: conservas de hortalizas, embutidos, salazón del cerdo, repostería.

Un amplio calendario de fiestas religiosas que ofrecen la ocasión de celebrarlas con algún plato especial como: pepitoria, gachas de los Santos, roscas de San Blas,etc.

El transcurso de las estaciones que invita a emplear sobre todo aquellos productos que el tiempo nos ofrece en su momento justo de mayor calidad y abundancia.

Una agricultura de regadío, con hermosísimas huertas que proporcionan frutas y hortalizas de gran calidad en todas las épocas del año.

La presencia en nuestro pueblo de comunidades religiosas que aportan una repostería refinada y de compleja elaboración: convento de Madres Agustinas con sus exquisitas bizcotelas.

Teniendo en cuenta que la creatividad de nuestra cocina es ilimitada, vamos a destacar algunas recetas agrupándolas en siete grandes apartados: ensaladas, verduras, sopas, potajes, pescados, carnes y dulces. En ellas veremos, en la medida de lo posible, el proceso tradicional de su elaboración.